Top

¿Cómo proponerle nuevas experiencias a tu pareja? Parte I

Toda relación llega a un punto en que las cosas deben revolucionarse un poco para mantener el mismo nivel de aventura en cualquier sentido. Lamentablemente, cuando hablamos de sexo, es mucho más difícil mencionar el tema sin herir susceptibilidades. Me imagino que me entienden cuando les digo que no es fácil decir las cosas que pueden hacer daño a una persona, así como no es sencillo escuchar en que podríamos mejorar.

Bueno, el punto exacto en el que mencionar esto, no existe como tal, pero se puede sentir cuando las cosas necesitan un cambio. A menudo es mejor tocar el tema con sensibilidad y plantearse a uno como el objeto a modificar, me refiero a decir, ¿qué te gustaría que cambiase de mí?

Una conversación de dos vía

Bañera

 

Nos tocará exponer nuestras dudas, pero no es bueno comenzar atacando a una persona, porque la recepción se verá dañada de inicio.

Es importante.

Dejar claro que si nos atrevemos a preguntar que deberíamos cambiar, es posible que la respuesta sea complicada de procesar y tenemos que estar preparados para tomar la información y llevar la conversación hacia donde era nuestra intención original. No es bueno tomar las cosas en un sentido personal, porque eso solo nublará la idea que teníamos.

También suele suceder en muchos casos que la persona no sienta la seguridad o la confianza de decir las cosas que siente y ahí podría ser necesario recurrir a otras estrategias, por ejemplo, comentar que lo que se está sugiriendo es algo que se leyó en un blog de internet o se vio en una película o es algo que se está comentando. Hacer que la conversación surja de un contexto más general para que la persona no sienta como si estuviera siendo el blanco de nuestros ataques.

Una vez que la persona esté interesada en la conversación es muy importante decirle, con las palabras claras que todo lo que se diga es con el propósito de mejorar para el bien de los dos, como individuos y como pareja. Si logramos pasar esa barrera y mantener el interés debemos tener la capacidad de saber qué temas tocar y como hacerlo. De otra manera, si la persona siente que es demasiado atrevido, todo lo que construimos se derribará en segundos.

En esta primera parte, solo hemos discutido como comenzar la conversación y lograr la atención de nuestra pareja. En la segunda parte, hablaremos más a detalle de qué temas tocar y cómo hacerlo para asegurarnos de que nuestro mensaje llegue con éxito. Pero recuerda, hay que separar la realidad de la vida sexual con la ficción de la pornografía, por ejemplo. Mejorar en el sentido sexual no es convertir a tu pareja en una actriz o actor porno. Por lo menos, no de la noche a la mañana.

Aquí la segunda parte


Besos soy; 
Pamela

 

Búsquedas Relacionadas

, ,

No comments yet.

Leave a Reply