Top Menú - Areas

SEXO; Mujeres Vs Hombres

Mujeres Vs Hombres

Aunque suene a tópico anticuado, en la mayor parte de los casos los hombres y las mujeres piensan de manera diferente sobre el sexo. No siempre les excitan las mismas cosas, ni todas las posturas son igual de placenteras para ambos ni alcanzan el orgasmo a la misma velocidad (de hecho ellas apenas lo consiguen 8 de cada 10 veces).
Es más, según diferentes estudios científicos ni siquiera coinciden en la hora a la que más les apetece mantener relaciones: ellos prefieren por las mañanas, en la franja de 6 a 9 es cuando tienen las hormonas sexuales más disparadas, mientras que la libido femenina alcanza su máximo apogeo por la noche.

Pero no hay problema: siempre nos quedará la siesta, la mejor hora para hacer el amor (y la más propicia para ser infiel) según contaba a El Confidencial la doctora Francisca Molero, vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología.

Mujer vs hombre

            1. El papel del pornochacho

En opinión de Boice, lo primero que los hombres deberían aprender es que los juegos sexuales comienzan mucho antes de llegar al dormitorio, incluso mientras hacéis tareas tan sencillas como fregar los platos antes de iros a la cama. “Es uno de los misterios más desconocidos sobre las mujeres:
En su opinión, el hecho de que el hombre participe activamente en el mantenimiento de la casa sin que la mujer tenga que pedírselo es un deseo que enciende la pasión femenina (‘¡Oh sí! ¡Baja la basura cariño!’).
Esta creencia puede estar bastante más relacionada con el hecho de que les guste sentirse mimadas, compartir responsabilidades con sus parejas y no sentirse unas esclavas. Por mucho que 50 sombras de grey haya podido influir en las preferencias y apetencias sexuales femeninas, no es lo mismo estar sometida en la cama –que, normalmente, se entiende como un juego– que a las tareas del hogar.

              2. La importancia de ponerse a tono


Aunque en sus fantasías sexuales las mujeres se planteen practicar sexo improvisado con un completo desconocido, en la vida real los comúnmente conocidos como ‘aquí te pillo, aquí te mato’ no suelen triunfar tanto. Los estreses del día a día, la intensa jornada laboral o los quehaceres hogareños –especialmente cuando hay niños de por medio– dificultan esos encuentros sexuales fugaces y hacen que el momento del coito sea casi más planeado que otra cosa. Esta presión obliga a que muchas mujeres necesiten alicientes para meterse en situación como encender unas velas, un poco de música suave, un masaje erótico o unos susurros sensuales para animarse. “A las mujeres generalmente les gusta el sexo porque les hace sentir una conexión más cercana a sus maridos. Los hombres simplemente porque es sexo”, opina la autora, que defiende que ellas buscan una experiencia amorosa mientras que para ellos es una liberación física.


No hay nada más sexy para una madre exhausta que ver a su marido cambiando los pañales
Sin embargo, generalizar en estos casos es bastante arriesgado: ni para todos los hombres el sexo es solo una necesidad biológica ni todas las mujeres necesitan retozar con su príncipe azul. Lo que sí está claro es que hay una sencillísima pauta para mejorar las relaciones sexuales que ciertamente pocas féminas solicitan a sus amantes: cuidar los preliminares.

Son muchos los sexólogos que defienden que son más importantes que el acto sexual en sí ya que ayudan a excitar a la otra parte, mejorar la lubricación, hacer que el sexo sea menos doloroso y que resulte más fácil alcanzar el orgasmo.

            3. Mejor las luces apagadas

“Los hombres se sienten atraídos por las formas femeninas. Son muy visuales y quieren ver a la mujer desnuda”, comenta Boice. El problema es que muchas féminas aseguran que preferirían hacerlo en la oscuridad porque no se sienten a gusto con su cuerpo, pero no lo van a decir.
Las clásicas quejas de ‘yo, estoy súper gorda’ no se llevan al dormitorio para evitar que el hombre se fije en lo que ella pueda considerar un defecto físico poco sexy –desde celulitis hasta vello púbico en exceso pasando por las cartucheras o el tamaño y caída de sus pechos– y se corte la pasión. El problema es que para ellas esas imperfecciones siguen ahí y no se sienten lo suficientemente atractivas como para disfrutar en la cama si ellos pueden verlas.

                                                                                      Ejercicios para agrandar el pene en casa

Hasta la próxima; Estefano Constantin

Compartir

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Desarrollado por ∞ Infinite Group.