Top Menú - Areas

Sexo anal. Que sabes de esta practica?

Vamos hacerlo por el chiquito

Como debe ocurrir en cualquier práctica sexual, nadie debe sentirse obligado a practicar el coito anal sólo porque su pareja se lo pida. El sexo para ser placentero siempre tiene que ser consentido.

Es un gran tabú para muchas mujeres, pero si tienes confianza con tu pareja y quieres probar nuevas formas de diversión en la cama, puedes encontrar en esta práctica un gran filón. Si eres un principiante que empieza a interesarse por ello, debes saber que hay muchos más posiciones que la clásica postura del perrito. De hecho, ésa es una de las menos placenteras y cómodas cuando comienzas a practicar sexo anal. Por eso, antes que nada, te recomendamos descubrir todo lo que debes saber sobre sexo anal.

Para descubrirte las mejores posturas y consejos para darle rienda suelta a esta fantasía, hemos hablado con experto en sexo y relaciones, que explican que antes de empezar a practicarlo, hay que tener en cuenta que este es un juego totalmente distinto al coito, y por ello requiere algo más de dedicación, preparación… Y lubricante.

“Empieza con masajes y juegos preliminaresdescubre la zona con los dedos (¡uñas siempre cortas!), lengua o juguetes sexuales antes de pasar a la penetración”.

Una vez ella esté preparada y convencida de que le apetece hacerlo, prueba con alguna posturas para practicar lo y ampliar tu repertorio sexual… ¡Empieza ya a tachar y calificar posturas.

Al practicarlo debes tener ciertos cuidados debido a que el recto no está diseñado para la práctica del sexo y no puede soportar repentinos encuentros sin sufrir daños.

Por ello, cuando se vaya a realizar la penetración anal hay que tener en cuenta que:

Por tratarse de un esfínter muscular, tiende a ofrecer resistencia, por lo cual debe procurarse una buena relajación corporal. A diferencia de la vagina, el ano no se auto lubrica, por lo que es necesario un lubricante no irritante, tanto en el pene o dedo, como en el mismo ano.
Realiza la penetración de manera cuidadosa y suave, paulatina (a veces es conveniente dilatar primero con un dedo antes de la introducción del pene).

Jamás realice una penetración vaginal luego de la anal, debido a que se corre el peligro de contaminar la vagina con flora bacteriana proveniente del recto y que el pene llevaría consigo. De realizarlo, emplea otro condón, además de una adecuada higiene.

Nunca penetre contra la voluntad de la pareja. En ocasiones hay resistencias o negativas a hacerlo por el dolor, otras por preceptos morales o religiosos, o porque no resulta placentero.

Una de las causas de disgusto, en ambos, puede ser la presencia de materia fecal al retirar el pene. Algunos pacientes homosexuales refieren que utilizan enemas previamente para limpiar la zona, pero este método no es de muy frecuente uso.

Para muchas parejas heterosexuales, el sexo anal puede ser una alternativa que produzca grandes satisfacciones eróticas y sexuales. No obstante, debido sobre todo a que se le ha considerado un “tabú”, son muchas las preguntas que genera y algunas las precauciones que exige. Infórmate bien y en especial sobre las medidas de prevención adecuadas.

Sexo anal!!!!!! Que empiece el juego

Recuerda: El uso del preservativo es muy importante debido a que la mucosa rectal es una vía de entrada de virus y bacterias.

 

 

Estefano Constantin

Compartir

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Desarrollado por ∞ Infinite Group.