Top Menú - Areas

¿Cómo proponerle nuevas experiencias a tu pareja? Parte II

Parte ll

Entonces, ¿qué se puede decir y que no? Bueno, esta respuesta es relativa. Se puede decir todo, el problema no siempre es el contenido, sino la forma del mensaje. Nada está fuera de los límites, mientras existan los recursos. Hablemos de fantasías sexuales, primero.

El uso de disfraces en el dormitorio es algo muy común y en realidad, al ritmo que avanza el mundo, algo inocente en el ámbito sexual, pero para muchas personas es una frontera complicada de cruzar. Bueno, la razón por la que esto pueda suceder sería que la persona no siente la confianza de exponerse así y siente que hará el ridículo, y si no están ambos convencidos de hacerlo y ponen cien por ciento de sí, seguro que sí lo hará. Entonces, es importante creer en lo que se está haciendo. Eso es el único camino al éxito.

Invitar a segunda mujer al dormitorio.

Bañera

Esta fantasía común, la de invitar a una tercera persona al dormitorio, generalmente, a una segunda mujer. Si bien, esta es una fantasía que ha sido muy comercializada para el beneficio del hombre, en muchos casos la mujer siente la curiosidad también y acepta. Aquí se trata de la delicadeza del planteamiento, porque al fin y al cabo, se trata de compartir a tu pareja, frente a tus ojos. Mi consejo sería apelar a que tu pareja, si eres hombre, se interese por su experiencia en un trío con otra mujer, y se aleje de pensar en ti teniendo sexo con esa otra persona. Quizá por ese lado, ella pueda ver su ganancia y abrirse a esa experiencia. La satisfacción sexual que esto causará puede ser suficiente para reavivar una relación que parecía muerta.

Para completar tres ejemplos.

Tenemos una fantasía recurrente en las relaciones modernas, el sexo anal. Aunque esta práctica es cada vez más común, como lo comentábamos en entradas anteriores acerca del sexo oral, en muchos casos esto es una fantasía que no es fácil de cumplir. Se trata, más que nada, de la sumisión que representa y del estímulo visual que representa, por lo menos en su posición más común. Para esto, tendríamos que comprender que el primer pensamiento de una mujer será pensar que no va a ser sencillo. Si estudiamos el tema, podemos compartir con nuestra pareja que existen ejercicios para hacerlo posible y satisfactorio, pero no podemos pensar que solamente es cuestión de plantearlo. Llevará mucho más tiempo que los ejemplos pasados, sin duda, entonces, necesitamos más educación sobre el tema y más sensatez para plantearlo.

Podríamos llenar hojas enteras con todo lo que ha pasado por la cabeza de una mujer y un hombre en cuanto a fantasías sexuales se refiere, pero los límites no los pongo yo, los ponen tú y la persona o personas que compartan tu cama. Así que, diviértete y aplica la comprensión que quieras recibir.

Te invito a leer … Las fantasías de una mujer.

Besos soy; Pamela

 

Compartir
holaaaaaaaaaaaaaa

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Desarrollado por ∞ Infinite Group.